Incentivos Forestales motivan la inversión en planta procesadora de balsa

Destacado

Dieciocho millones de dólares es la inversión realizada por la empresa Banova en la nueva planta procesadora de tableros de balsa, que se inauguró en Quevedo, convirtiéndose así en la primera fábrica de este tipo en el mundo.

Ramón Del Pino, director de América 3A Composites, destacó que el Programa de Incentivos para la Reforestación con Fines Comerciales, que ejecuta el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (MAGAP), a través de la Subsecretaría de Producción Forestal, motivó la puesta en marcha de esta planta.

Con capital suizo, esta nueva compañía pretende producir 20 mil metros cúbicos anuales de paneles de balsa, principalmente, para exportación. Esto permitirá obtener al país un ingreso aproximado de 35 millones de dólares.

Del Pino agregó que el apoyo gubernamental no solo motivó la inversión en esta planta industrial sino también el aumento del área forestal del grupo. En 2011 la compañía sembró cinco mil hectáreas de balsa y actualmente existen 10 mil, “pensando que para el año 2018 serán 20 mil hectáreas de plantaciones de balsa sustentadas básicamente en el Programa de Incentivos Forestales”.

Luis K. Valverde, viceministro de Agricultura y Ganadería, dijo que esta planta procesadora “va netamente de la mano con lo que buscamos con el cambio de la matriz productiva”.

Agregó que el valor agregado que se entrega, mediante la nueva fábrica, permite ampliar la gama de productos elaborados con maderas comerciales.

“Podemos pensar en eucalipto tropicalizado; en plantas para producir papel y estoy seguro que, si lo hacemos en conjunto la parte privada con la parte pública, lo podemos lograr”.

Además de la implementación de la fábrica, el grupo suizo invierte en la ampliación del bosque comercial, para lo cual se adicionó 12 millones de dólares.

Actualmente, el mercado donde se exportaría este producto (tableros de balsa) es 70% Europa y 30% Estados Unidos, y se espera que en el futuro se adhieran países de Asia.

El 40% de los incentivos para la producción forestal en Ecuador corresponden a teca

La teca es la especie más plantada dentro del Programa de Incentivos para la Reforestación con Fines Comerciales.

Antonio Pino, presidente de ASOTECA (Asociación de Productores y Comercializadores de Teca y Maderas Tropicales), comenta que la exportación de productos forestales representa aproximadamente 1.700 millones de dólares para el Producto Interno Bruto (PIB).

En la Tercera Conferencia Mundial de Teca, Pino indicó que actualmente en Ecuador existe una superficie 45.000 hectáreas de plantaciones de teca.

Y que en los últimos 5 años se han registrado inversiones por más de 250 millones de dólares, “gracias al ambicioso proyecto de cambio de matriz productiva… reflejado en un trabajo mancomunado entre el sector público y privado. Las palabras sobran pues los hechos y resultados hablan por sí solos”.

El ministro Javier Ponce, explicó que el MAGAP entrega el incentivo de hasta el 75% de la inversión durante los primeros cuatro años de desarrollo de la plantación.

Hasta la fecha se han entregado alrededor de 6 millones de dólares a los beneficiarios de Programa. El 40% de estos incentivos que entrega el MAGAP corresponden a plantaciones de teca.

La meta es llegar a 20 o 25 mil hectáreas al año, para lo cual existen los recursos disponibles para efectivizar los incentivos. “Este es un programa emblemático para el Gobierno Nacional… es un programa inédito en Ecuador y es de los más significativos de la región que se sustenta en un alto incentivo para cambiar radicalmente el paisaje del país”.

Ponce señaló que la aspiración es llegar al 2017, con al menos 120 mil hectáreas de producción forestal comercial, gracias a la alianza entre tres sectores fundamentales: productores, MAGAP y la Corporación Financiera Nacional (CFN).

El Ministro mencionó que además de los incentivos, se apoya al sector con una normativa ágil y simple para permitir que el sector se desarrolle, garantizando la seguridad jurídica para los inversionistas. También se trabaja en el desarrollo investigación forestal.

Ecuador es el primer exportador de teca del Latino América, según señaló Pino. En 2014 se vendió al mundo 230 millones de dólares en productos relacionados.

Sin embargo: “Soñamos con mucho mas; soñamos con un Ecuador forestal que logre pasar de 200.000 hectáreas de plantaciones a un millón de hectáreas entre 2032 y 2042, lo que generaría más de 5 mil millones de dólares en exportaciones que representarían el 5% del PIB”, agregó Pino.

Este evento conto con más de 350 participantes provenientes de más de 41 países y conto con el apoyo de FAO y la presencia de operadores forestales, empresario e inversionista.

Ecuador tiene un gran potencial en la industria de la madera

Ecuador tiene un gran potencial en la industria de la madera

“Ecuador tiene un gran potencial en la industria de la madera, sin embargo solo el 10% de tierras destinadas a la reforestación comercial son aprovechadas y ya está en marcha todo un programa para incentivar esta actividad impulsada por el Gobierno central, que incluso es capaz de desplazar la rentabilidad de la industria petrolera”.

Reportaje de Radio Pública.

Entrevista al Subsecretario de Producción Forestal – Pablo Noboa

Entrevista al Subsecretario de Producción Forestal

Captura de pantalla 2014-11-05 a las 11.31.00

 

 

PRESIDENTE RAFAEL CORREA PROPONE INCENTIVOS PARA LA FORESTACIÓN Y REFORESTACIÓN

002 foreEl Presidente de la República, Rafael Correa, remitió a la Asamblea Nacional un proyecto de reformas a la Ley Forestal y de Conservación de Áreas Naturales y Vida Silvestre. Este plan de normativa busca crear incentivos económicos específicos para la forestación y la reforestación que permitan el desarrollo de la industria para el sector forestal. El Presidente del Ecuador señaló que el país se encuentra experimentando un profundo cambio de la matriz productiva, por lo que es necesario impulsar ciertas industrias que han sido consideradas prioritarias, por lo que hay que fortalecer ciertos sectores a través de incentivos para la forestación y reforestación de determinadas especies con fines comerciales. Además, el Presidente precisó que hay que dictar una normativa que permita a los respectivos órganos de la administración pública, implementar las medidas que correspondan para lograr este objetivo. Se informó que la propuesta, contiene un artículo, a través del cual se establece el incentivo económico para la forestación y reforestación con fines comerciales, el cual constituye una transferencia económica directa de carácter no reembolsable, que entrega el Estado ecuatoriano a través del Ministerio de Agricultura, a las personas naturales y jurídicas y a las organizaciones que conforman la economía popular y solidaria, para desembolsar o rembolsar, de conformidad con la normativa que se expida para el efecto, una parte de los costos en que incurran para el establecimiento y mantenimiento de la planificación forestal. Además, en la disposición transitoria se determina que la duración del programa de incentivos para la forestación y reforestación con fines comerciales será de 30 años contados a partir de la vigencia de la presente reforma, con la finalidad de incentivar al menos el establecimiento de 30 mil hectáreas anuales. Para el efecto, el Estado destinará anualmente una asignación en el Presupuesto General para otorgar el incentivo, de acuerdo con los requerimientos del Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca, que expedirá la normativa para determinar los requisitos, procedimientos y condiciones relativas al otorgamiento y administración del incentivo, selección de los beneficiarios, entre otros que se establezcan.

TALLER EN BAHÍA DE CARÁQUEZ SOBRE SIEMBRA DE ESPECIES MADERABLES

El Magap está promoviendo la siembra de especies maderables a través de la entrega de un incentivo económico no reembolsable del 75 % de los costos de producción y mantenimiento de los nuevos bosques. Los productores agroforestales pudieron conocer mayores datos del proyecto a través de un taller que se realizó, el pasado viernes, en Bahía de Caráquez.

SE PROMUEVE LA PRODUCCIÓN FORESTAL

El Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (Magap), realizó la pro­moción del proyecto de inversión de incentivos forestales con fines comerciales. Por eso llegó hasta Bahía de Caráquez el pasado viernes, para a través de una jornada de trabajo dirigida a los productores agroforestales y a los Go­biernos Autónomos Des­centralizados cantonales y parroquiales, promover la siembra de especies maderales a través de la entrega de un incentivo económico no reembolsable del 75 por ciento de los costos de producción y mantenimiento de los nuevos bosques. Durante el acto realiza­do en el Teatro Municipal Sucre, funcionarios de la Coordinación Zonal 4 de Magap, y de la Subsecre­taría de Producción Fores­tal socializaron la nueva normativa forestal comprendida en el “Instructivo que regula la elaboración, aprobación y ejecución de los programas de corta, las licencias de aprovecha­miento forestal y las guías de circulación de plantaciones comerciales que impulsa el Magap. Allí, se informó sobre los pasos para acceder al pro­grama de incentivos (del 75 por ciento del costo de establecimiento y mantenimiento durante los cuatro primeros años), que incluye presentación de documentación, inspección de campo, aprobación, entrega de incentivo y mantenimiento. Eduardo Rodríguez, Presidente del Centro Agrícola del cantón Sucre, señaló los beneficios que se devuelven en cuatro años y las variedades que se podrán incluir en el proyecto.

INCENTIVOS ECONÓMICOS PARA REFORESTACIÓN NACIONAL

El Gobierno entregó 1.9 millones de dólares en incentivos económicos para los primeros beneficiarios del programa de incentivos para la reforestación con fines comerciales del MAGAP. Con este programa, 16 mil hectáreas han sido reforestadas en el país. Las provincias con mayores plantaciones son Los Ríos, Cotopaxi, Manabí, Guayas y Esmeraldas. El proyecto favorece el desarrollo de plantaciones forestales, que llevarán al país a convertirse en una potencia forestal y a dar empleo a más ecuatorianos.

NUESTRO SECTOR FORESTAL: EL MOMENTO DE CRECER

La fuerte demanda de derivados de la madera, ha generado que el mercado forestal mundial manifieste un rápido desarrollo, y como consecuencia el incremento de la deforestación de bosques naturales; a este ritmo, se espera que para el año 2025 exista un déficit mundial de maderas (PROECUADOR, 2012). El establecimiento de plantaciones forestales, se plantea como una de las alternativas más eficaces para la solución de esta problemática. Los principales mercados de la madera ecuatoriana son: USA 32 %, India 15 % y China 14 %; siendo los principales productos de exportación la Balsa con un 76 % y la Teca. (PROECUADOR, Oct. 2012). En la actualidad, las importaciones ecuatorianas en pulpa de papel llegan a los $ 300`000.000, lo que significa que se requieren al menos 100.000 hectáreas de madera para suplir esta necesidad; respecto a madera de aserrío, la demanda es de al menos 60.000 hectáreas. Se ha determinado que en el país existen aproximadamente 2`600.000 hectáreas disponibles para la siembra de cultivos forestales. (Pablo Noboa, Subsecretaría de Fomento Forestal). A continuación se mencionan brevemente algunas ventajas y desventajas identificables de la implementación de Proyectos Forestales: VENTAJAS Mercado mundial creciente. Reducción de fuentes de abastecimiento de la madera (áreas de bosque nativo). Manejo técnico de labores sencillo. Disponibilidad de áreas para siembra. Ingreso de capital a corto plazo a partir de titularizaciones, sociedades, etc. Oportunidades de fuentes de financiamiento con apoyo estatal (CFN). Incentivos económicos no reembolsables. (Subsecretaría de Fomento Forestal) DESVENTAJAS Retorno de la inversión de entre 3 y 20 años. Flujo de capital para mantenimiento por el tiempo que dure el proyecto. Escaso desarrollo del sector industrial maderero. Profundizando brevemente en algunas de las ventajas y desventajas de proyectos de este tipo, La CFN (Corporación Financiera Nacional) se encuentra en la actualidad brindando créditos, a tasas de interés entre 7,5 % y 8,5 %, con períodos de gracia de hasta 20 años; y la Subsecretaría de Fomento Forestal, realizó el lanzamiento del “Programa de Incentivos Forestales”, que contempla la entrega de bonificaciones no reembolsables que cubren un monto que representa en promedio el 75 % de los costos del año 1 al año 4 del proyecto; los reembolsos pueden ser aplicables para proyectos en plantaciones de 0,5 hectáreas en adelante; detallando que, para la obtención de estos incentivos, se evaluarán dos parámetros técnicos luego de un año de establecida la plantación: Sobrevivencia y Área efectiva de siembra. Para acceder a los incentivos se debe solicitar a la Subsecretaría una preinspección previo a la siembra. Las especies forestales y especificaciones técnicas varias, son dadas por la subsecretaría. Estos incentivos parten del propósito del Estado de diversificar la matriz productiva y tienen como objetivo encaminar al país a ser un modelo exitoso en el sector forestal como ya lo son Chile y Uruguay. Concluyendo, el mercado forestal mundial se encuentra creciendo vigorosamente, y el sector forestal ecuatoriano está atravesando un momento incomparable de oportunidades de desarrollo; el financiamiento de este tipo de proyectos, que manifestaba ser su “talón de Aquiles”, es ya hoy en día manejable, gracias a las alternativas expuestas. Se espera que el desarrollo de este sector nacional e internacional siga su curso ascendente, y que llegue el día en el que el sector maderero ecuatoriano sea autosustentable y aún más, que este llegue a ser junto al petróleo, camarones, banano y flores uno de los pilares de la economía ecuatoriana.

MAGAP entregó USD 1,9 millones a reforestadores del país

El Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (MAGAP) entregó USD 1, 9 millones en incentivos económicos, a los primeros beneficiarios del Programa de Incentivos para la Reforestación con Fines Comerciales que impulsa esta Cartera de Estado, a través de la Subsecretaría de Producción Forestal.

Pablo Noboa, Subsecretario de Producción Forestal del MAGAP, destacó que 19.306 hectáreas se inscribieron dentro del programa, de las cuales 16.000 ha están sembradas. Las provincias con mayores plantaciones se encuentran  en Los Ríos con 3.338, 53 ha; Cotopaxí 2.112, 53 ha, Manabí 2.586; Guayas 3.228,87ha y Esmeraldas 3.940,10ha. Las especies sembradas son en su mayoría Teca. Balsa y Melina, pero  son  19 especies que cubre el programa de acuerdo al tipo de suelo y de clima.

El Programa de Incentivos para la Reforestación con Fines Comerciales beneficia a personas naturales y jurídicas que emprenden proyectos de reforestación comercial, reembolsando hasta el 75 por ciento del costo del establecimiento y 75 por ciento del costo de mantenimiento  de la plantación durante los primeros cuatro años. En el caso de personas jurídicas, sin fines de lucro, el porcentaje del incentivo es equivalente al 100 por ciento. La meta durante el 2013 fue reforestar 20 mil ha y para el 2014 llegar hasta 25 mil ha en este año.

Javier Ponce, ministro de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca destacó que lo importante del proyecto es darle sostenibilidad para cada año aumentar la reforestación en el país  y cumplir con “la meta de sembrar hasta un millón de hectáreas en el país, como fue planteado por el Presidente Rafael Correa”.

José Sandoval, representante de Rey Banpac, es uno de los beneficiarios que sembró 600 hectáreas de Teca y Melina, un proyecto que acoge a 300 personas  y que al cumplir un año recibe un incentivo del Estado. “Este proyecto favorece el desarrollo de plantaciones forestales que llevarán al país a convertirse en una potencia forestal y a dar empleo a más ecuatorianos”, indicó.

María Barrera, presidenta del directorio de la Corporación Financiera Nacional (CFN)  explicó sobre el crédito  forestal al que pueden acceder quienes inicien en este proyecto, que será devuelto en un 75 por ciento al año con el incentivo económico que entregue el   proyecto del MAGAP.

El Incentivo Forestal, junto con el crédito de la banca pública y los beneficios tributarios que otorga el Código Orgánico de la Producción (COPCI) al sector forestal, son las herramientas de política pública orientadas a generar materia prima para la industria maderera.

Al fomentar la reforestación en el país, protegemos el medio ya que se cuida la vegetación nativa al generar nuevas plantaciones y producir más oxígeno desde el campo hacia la ciudad, y el habitad de especies animales y sobre todo el líquido vital, con lo que se asegura la vida de las futuras generaciones.